lunes, marzo 07, 2005

Artículo: Mi Enemigo, el Andrógino

Andrógino, na - (del gr. Andrós, hombre y Gyné, mujer). adj. Zool. Aplícase a los animales que tienen los dos sexos en un mismo individuo, dispuestos de manera que el masculino no puede fecundar al femenino.

Ahora que tengo vuestra atención, diré que en el texto que escribiré a continuación, tomaré andrógino como la palabra para designar a aquella persona que presenta ambigüedad sexual, hago también una advertencia; "Cualquier parecido con la realidad, no es coincidencia".

Todos saben cuantos enemigos tengo, y si no lo saben, de seguro se lo imaginan, las grandes mentes siempre tienen oposición en los espíritus mediocres, decía Einstein; y ahora hablaré sobre uno de mis enemigos, que de hecho ahora sólo es un enemigo por rutina ya que su persona no tiene la mayor relevancia para mi en este momento y por ende no puedo darle el lujo de ser mi enemigo; se trata de alguien que para efectos del texto llamaremos, "Impuro".

Para presentarlo adecuadamente diré que es el conjunto de todas las cosas que me desagradan en una sóla persona, lo describiré físicamente como un ente ambiguo que ante los ojos de las mujeres es hombre y ante los ojos de los hombres es mujer; su cabello es igual de ambiguo, ni muy largo para ser un rockero, ni muy corto para ser un militar; su mirada denota tristeza, o eso dicen, yo sólo veo un par de ojos vacíos; su seudónimo es una completa ironía para su condición, porque es lo contrario a lo que su apodo hace referencia, psicológicamente, es vulgar, hipócrita, para nada confiable, se considera a si mismo como andrógino y se presenta como eso, además promociona el hecho de crear una cultura andrógina; asumo yo (sin pruebas) que es admirador de la cultura oriental (mal ejercida por cierto) y contínuamente habla de cosas "éticamente inaprobables" (y lo pongo entre comillas, porque ciertamente la ética y yo no somos tan amigos), por lo que me dijo èl es un "gótico", lo cual es según mi punto de vista otra expresión sub-urbana que capta jóvenes por x razones y se va expandiendo de forma alarmante (sin embargo no puedo hablar mucho al respecto, porque me confieso un ignorante en la materia).

Yo siempre había sentido repulsión por algunas, si no es que todas, las características que este sujeto presenta, por lo que al conocerlo (y en las circunstancias en que lo conocí, que no valen la pena mencionar) me chocó; no esperaba ver como todo lo que yo odio se juntaba en un individuo, era como ver la maldad pura (maldad desde mi punto de vista por supuesto, no faltará quien lo considere un modelo de vida) formarse frente a mis ojos, era la hecatombe de las hecatombes, el armagedón.

Es evidente que si uno detesta algo, no le hace promoción escribiendo un artículo acerca de él, así que como se deben estar imaginando, esto no lo escribo para presentarlo; hay algo más, decidí escribir estas líneas por su hermano, su hermano es un niño todavía, su hermano es un tipo despierto, conversador, incluso agradable, al que consideraría mi amigo si es que habláramos más; pero es aquí donde mi aire protector quizás hasta el extremo de ser metiche interfiere, y me hace cuestionarme de vez en cuando... ¿qué le espera a este niño?, ¿hacia dónde va teniendo como ejemplo a este sujeto?, ¿es factible que el modelo negativo de una persona, se asuma como postivo para otra que esté bajo las influencias del sujeto en cuestión?.

Me causa pavor pensar que este niño, se transforme en una versión remasterizada de su hermano; me causa pavor pensar que el no va a tener que pasar por el camino de la transformación progresiva, sino que al tener el patrón de conducta ya modelado, se convertirá en algo peor y en menos tiempo; más que nada me causa pavor pensar en cuantos casos de este tipo se repiten en el mundo, personas con modelos de actitud negativos que siendo realmente inocentes se transforman en esto, y lo peor es que al ser su modelo inicial malo, no notan la maldad que hacen y la hacen sin siquiera darse cuenta convirtiéndose a su vez en modelos negativos para las siguientes generaciones haciendo crecer esto exponencialmente.

¿Le temo a la androgineidad?, si, porque somos humanos y no organismos asexuales como amebas, desde mi pensamiento conservador considero que puede ser nefasto si se expande por el mundo una cultura unisex, debo aclarar que el no estar de acuerdo no significa odiar, surge de inmediato la pregunta, ¿con qué derecho expongo yo lo que es correcto o no?, lo más lógico es responder, "Correcto es lo que todo el mundo hace", si bien es cierto que no es así, si lo fuera entonces por el contrario los normales dentro de poco serían ellos, a juzgar por la velocidad viral con la que se multiplican; a mi juicio, si haces algo, que no te daña a ti, y no daña a los demás, eso es lo correcto.

Quiero confesar, con cierto tono paternal mal adquirido (y digo mal adquirido porque a los 18 años, no me considero listo para actuar de padre de nadie), me causó suma preocupación cuando el niño, el pequeño, el "inocente" entre comillas, me dijo con suma seriedad, "Soy bisexual"; me petrifiqué, un frío helado corrió por mi espalda, se me contrajo el corazón, y de inmediato pensé, "Si yo hubiese estado en su lugar, ¿también lo sería?", sin encontrar una respuesta aparente, mi parte inquisidora sumó 10 puntos más de odio a la cuenta de mi enemigo, el andrógino.

MaTT

2 comentarios:

Slayer_X dijo...

Entre a tu blog, vi la foto y otra vez regreso a mi cerebro esa maldita animacion en flash!!!

Badger badger badger badger badger!!

x(

MaTT dijo...

Los efectos de Badger son mundialmente conocidos.

MaTT